top of page

Los hongos más comunes en las plantas y cómo tratarlos

Actualizado: 7 mar 2021

En este post hablaremos de los hongos más comunes en las plantas y cómo tratarlos. Lo primero que hay que saber es que los hongos son parásitos que se alimentan de un ser vivo, en este caso las plantas. Según nuestros amigos de Personal Garden Shopper Hay más de 100.000 tipos de hongos, de los cuales alrededor de 50 producen enfermedades en el hombre, otros tantos en los animales, y más de 15.000 especies de hongos dañan las plantas. En este post, detallaremos los más comunes: oidio, roya, mildiu, negrilla y botritis.


1. OIDIO


Qué es: Este hongo se desarrolla si se dan dos condiciones en el clima: humedad en el ambiente 80% (no es necesaria la lluvia) y una temperatura de entre 20º y 25º grados. Este hongo se manifiesta cubriendo las hojas de la planta con una especie de terciopelo blanco. Si se extiende, cubre completamente la hoja evitando la fotosíntesis y provocando la caída temprana de las hojas. Si se presenta de forma reiterada debilita a la planta.




Tratamiento: Azufre, aplicar 50gr / 10 L a la planta, se trata de un tratamiento preventivo más que curativo pero también ayuda. Como tratamiento curativo tenemos la aplicación de difenoconazole 25%, Aplicar 5cc / 10 L y pulverizar las hojas de la planta.


2. ROYA


Qué es: Aparece como bultos de color pardo que se van oscureciendo hasta que la hoja cae. Suele presentarse en las hojas y tallos de algunos arbustos, plantas de interior y cultivos. La roya hace que la planta se vaya debilitando, ya que no para de secarse y de perder follaje.

Una de las causas principales por las que se da es la falta de riego, que provoca que la resistencia de la planta disminuya si no obtiene el agua que necesita y sea más vulnerable a ser contagiada. Otra sería el exceso de humedad: por ello, su época de actuación es la época de lluvias principalmente.


Tratamiento: Arrancar las malezas para que no se acumule el agua y el hongo no pueda propagarse. Retirar del suelo las hojas muertas afectadas, ya que ahí se conserva el hongo. También cambiar la primera capa de sustrato por una nueva que no esté infectada. Desinfectar las herramientas cada vez que se usen para no contaminar otras plantas. Cultivar semillas de calidad en lugares con buena exposición solar, un suelo bien drenado y con una separación notable entre ellas. Mantener el cultivo resistente mediante una fertilización adecuada. Los fungicidas se pueden aplicar tanto en modo curativo como en modo preventivo. En árboles es mejor cortar las ramas afectadas. En cosechas que presentan una infección grave es necesario desecharla toda. Aplicar extracto de cola de caballo, que también sirve para prevenir.


3. NEGRILLA


Qué es: Es un hongo no parasito que se observa como un polvo seco negro sobre el haz de las hojas, tallos y frutos. El daño es más estético, pero también limita la entrada de luz y aire en las hojas, afectando al vigor general de la planta, que se debilita.


Este hongo se asienta sobre la melaza, sustancia azucarada que excretan los pulgones, la cochinilla y moscas blancas. Por lo que casi siempre aparece cuando la planta fue invadida por alguna plaga. Lo mejor es acabar con la plaga primero, y una vez que lo hayas logrado aplicar un fungicida ya sea químico o natural.



Tratamiento: Lo primero es lavar la planta con agua a presión para eliminar la melaza. Podemos aplicar jabón potásico diluido al 2% para limpiar también el hongo. Se debe hacer una poda para sanear. Para terminar y prevenir que aparezca de nuevo se puede utilizar el fungicida de leche que se detalla al final de este post.


Fungicida natural a base de leche.


Para terminar, vamos a conocer como hacer un fungicida a base de leche que sirve para eliminar estos 3 tipos de hongos. Como sabes, si es natural mejor para el medio ambiente, así que a continuación te decimos como preparar un fungicida con leche y bicarbonato de sodio, dos cosas que puedes encontrar en el súper. Para hacer esta mezcla hay que poner:

  • 800 ml de agua.

  • 200 ml de leche (mejor si es desnatada)

  • 20 gr de bicarbonato de sodio

Mezclarlo todo muy bien en un pulverizador y rociar las plantas siempre por la tarde, después de una tormenta y de manera preventiva cada 15 días. Si la planta ya tiene hongos, entonces hay que retirar las hojas afectadas y rociar la planta con la mezcla cada semana.

19.450 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page