top of page

Cómo saber si a tu planta le sobra o le falta luz

Muchas veces nos encontramos con plantas que no sabemos muy bien donde ponerlas: a pleno sol, media sombra, sombra... ¿Qué necesita? Parece que no está tan claro. Por eso en este post te decimos qué pistas nos dan las plantas para saber si les sobra o les falta luz. Aprende a entender a tus plantas y evita que se te mueran.


¿Para qué necesitan la luz nuestras plantas?


Como todos aprendimos cuando éramos niños, las plantas usan la luz como fuente de energía para hacer fotosíntesis. Con la energía solar –como principal recurso energético– las plantas convierten el agua y el dióxido de carbono absorbidos, en azúcar simple, llamada glucosa, la que actúa como su fuente de alimento. Así que básicamente necesitan luz para poder comer.


Y es que tal es la necesidad de luz de nuestras plantas que se puede ver a simple vista cuando se mueven hacia donde está la luz. Este efecto se llama fototropismo, que implica el crecimiento para acercarse -o alejarse- de una fuente de luz. El fototropismo positivo es el crecimiento hacia una fuente de luz; el fotoropismo negativo es el crecimiento en la dirección contraria a la fuente de luz.


Planta con luz

Pero no todas las plantas necesitan la misma cantidad de luz, algunas de ellas necesitan más de 6 horas de luz al día como por ejemplo los cactus, otras necesitan unas 4 horas como por ejemplo el perejil y otras son de sombra como por ejemplo los helechos. Te recomendamos informarte de cuánta luz necesita tu planta al momento de su compra, de esta manera podrás colocarla en el lugar adecuado. Si lo que quieres es sembrar un huerto, te recomendamos que consultes nuestro calendario de siembra, en él aparecen las horas de luz que necesita cada planta de hortaliza, así como el riego, nutrientes, lugar de siembra...Puedes descargarlo en este link completamente gratis con el código: calendario2024


Síntomas de que a tu planta le falta luz


Tal y como dijimos antes, las hojas de las plantas actúan como paneles fotovoltaicos, se posicionan hacia la luz para captar la máxima posible. Las plantas cambian la posición de sus paneles para adaptarse a las condiciones del medio.


  • Cuando vemos demasiado crecimiento del tallo, sin apenas hojas o con hojas muy pequeñas, esto es una indicación inequívoca de que a tu planta le falta luz, y por eso está creciendo de esta manera, buscándola. Está destinando toda su energía alargar el tallo en busca de la luz. Esto es muy típico de las suculentas (se llama etiolación) pero se puede observar también en muchas plantas. Si tienes un ficus desde hace más de un año que parece de cartón piedra sabrás de lo que te hablo.

  • Las hojas nuevas crecen más pequeñas de lo habitual.

  • Se ha congelado en el tiempo, no crece.

  • Crecimiento débil, lento y delgado. Con el tallo excesivamente alargado.


Piensa que cualquier proceso que requiera un extra de energía, como la producción de flores y frutos, van a ser los primeros en verse limitados, si a la planta le falta luz. Por eso, también son pistas de que a tu planta le falta luz si:


  • No florecen o no dan fruto.

  • Hojas amarillentas que eventualmente caen.

  • Las plantas con el envés colorado pierden intensidad.

  • Las plantas con fenestraciones las pierden.

  • Perdida de colores: los pigmentos diferentes al verde son menos eficientes haciendo la fotosíntesis, por eso es habitual ver plantas rosadas o anaranjadas perder su color característico y volverse verdes en ausencia de luz, para recuperar un poco de (muy típico de las sucus)


Síntomas de que a tu planta le da demasiada luz:

  • Aparecen quemaduras

  • Hojas marchitas y se secan, como si se hubieran deshidratado

  • Las hojas se desvanecen en color, adquieren un color pálido, pero a diferencia de cuando es por falta de luz, sus bordes aparecen marrones y secos.

  • Adquieren colores rojizos

  • Hojas alicaídas.

  • Las hojas se enrollan


Qué hacer cuando una planta le falta luz o nos dice que no está agusto con sus condiciones de luz


Cuando una planta muestre síntomas de falta o exceso de luz, es mejor realizar el cambio de posición poco a poco. Pues si realizamos el cambio de golpe puede ser que el remedio sea peor que la enfermedad y la planta se debilite más, por eso mejor ponerla en un lugar intermedio y luego llevarla a su lugar definitivo.


Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page