top of page

Césped siempre verde: Cómo proteger tu césped del pipí de perro

Mantener un césped verde y saludable puede ser un desafío cuando tienes perros en casa. El pipí de perro es rico en urea, una forma de amoníaco que se convierte en nitratos. Los nitratos concentrados queman las plantas. Por eso nuestro cesped se pone amarillo, porque se quema. En este post te proporcionaremos consejos para evitar que el césped se ponga amarillo por el pipí de perro, manteniendo así un jardín hermoso y saludable. cómo proteger tu césped del pipí de perro



Niño y perro en el jardín


Primero hablaremos de diversos leyendas urbanas que circulan por ahí que NO SIRVEN PARA NADA. Existen en el mercado diferentes productos alimentarios para que la orina no sea tan agresiva. No sirven para nada, por ejemplo:


  • Cambiar el pH mediante la alimentación no tiene nada que ver con las quemaduras que son exclusivamente producto del nitrógeno ureico

  • Remedios caseros como, añadir salsa de tomate a las croquetas o sal a la comida para que beban mas agua y así disolver la concentración de la orina. No sirven para nada.

  • Repelentes, no sirven para nada, es mas los perros suelen orinar sobre ellos porque les extraña el olor

Ahora hablemos de la solución más efectiva, que es tener preparado una cubeta de agua y nada mas que orine el perro echarla encima para diluirla, de esta manera la urea no está concentrada y no quema el pasto. Sin embargo, aunque efectiva es muy complicada de gestionar. Difícil ir detrás de tu perro con la cubeta todo el día. Así que hablemos de otros trucos que nos pueden ayudar:


1. Riego estratégico

Un riego adecuado es esencial para diluir el nitrógeno presente en el pipí de tu perro. Riega las áreas donde tu perro hace sus necesidades antes y después de que lo haga para ayudar a minimizar el daño. Un sistema de riego por goteo es útil para mantener la humedad del suelo constante.


2. Zonas de pipí designadas

Crea zonas designadas para que tu perro haga sus necesidades. Establece un área específica con piedras o grava donde el nitrógeno no dañará el césped. Anima a tu perro a utilizar esta área para minimizar el impacto en el césped principal.


3. Fertilizante Específico para Césped

Utiliza un fertilizante específico para césped que contenga nitrógeno de liberación lenta. Esto ayudará a equilibrar el suelo, lo que provocará un césped sano y reducirá el riesgo de decoloración.


4. Retira el pasto dañado y resiembra

Si tienes zonas de pasto amarillas, retíralo, agrega abundante agua y resiembra semillas de pasto para rellenar el hueco.


5. Utiliza una variedad de pasto más resistente a la orina:

Se hicieron unos estudios con cuatro tipos de gramíneas diferentes por El Dr. AW Allard . . De las cuatro hierbas probadas, Festuca Arundinácea y Lolium perene (Ray grass inglés) fueron los más resistentes a los efectos de orina. Puedes ver más opciones de estos pastos en nuestra tienda. Otra opción es utilizar nuestras semillas de pasto perruno. Es uan mezcla de semillas más resistentes a la orina y al uso de tus caninos.


6. Consulta a un Profesional

Si el daño es severo y los consejos anteriores no funcionan,

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page