top of page

¿Mi pasto tiene hongos? Pasto con manchas amarillas

Hoy hablaremos de algunos tipos de hongos que afectan a nuestro césped, como aprender a distinguirlos y sobre todo cómo acabar con ellos y prevenir su reaparición.


Normalmente, los hongos en el césped aparecen cuando tenemos cantidades de nitrógeno en tierra superiores a las deseadas, mucha humedad y altas temperaturas. Sin embargo, durante el invierno también pueden aparecer hongos cuando dejamos las hojas secas de los árboles sobre el césped. Ya sabemos el motivo, pero antes de hablar de la cura, necesitamos un diagnóstico, es necesario saber si la enfermedad de nuestro pasto es un hongo.


¿Cómo sabemos si nuestro césped tiene algún tipo de hongo?


OIDIO

Los hongos aparecen en forma de manchas blanquecinas y en ocasiones son muy similares a trozos de algodón muy fino sobre el pasto. Los hongos más comunes son el oidio, del cual ya hemos hablado anteriormente, es un hongo con apariencia blanquecina como en la foto. Aparece normalmente por exceso de humedad, temperaturas entre 10º y 20ºC y cuando hay exceso de nitrógeno en el suelo.


CONTROL DE OIDIO


Para eliminarlo, se recomienda la pulverización de fungicidas es la forma más eficaz para combatir la enfermedad. Las materias activas más eficaces son el cobre y el azufre para tratamientos preventivos y iprodiona, metil-tiofanto o tebuconazol para tratamientos fungicidas curativos.


Hongos en pasto
Oidio y Pythium

PYTHIUM


La enfermedad del pasto por pythium puede llegar a ser grave ocasionándole la muerte. Se distingue por aparecer en forma de manchas o rodales que se van esparciendo y avanzando rápidamente por el pasto si no se trata. Si se tocan las zonas afectadas tiene una textura grasa.


Aparecen cuando tenemos una temperatura elevada de unos 28 grados. El pythium no es un hongo propiamente dicho, sino que se trata organismos similares a hongos conocidos por lo general como “oomicetos” o “mohos acuáticos”.


CONTROL DE PYTHIUM


En virtud de que el Pythium es un moho de agua, evite el riego excesivo y cuente con un buen drenaje de manera que la raíz y las hojas no se empapen de agua y humedad. También debe evitarse el riego al final del día o en la noche. Mantener un PH neutro y evitar porciones excesivas de nitrógeno es otra opción.


EVITAR LA REAPARICIÓN


Manejar el riego de manera que el follaje permanezca mojado el menor tiempo posible. Aplicar riegos más copiosos y menos frecuentes.

  • Elevar ligeramente la altura de siega hasta los 3,5 – 4 cm y recoger siempre los restos.

  • Evitar la aplicación de un exceso de abonado nitrogenado. Emplear abonos organominerales de liberación lenta tipo.

  • Identificar los rodales infectados de forma precoz, realizando tratamientos con las materias activas propuestas más adelante. Si es posible, realizar tratamientos preventivos cada 20 días entre final de mayo y principio de septiembre.

  • Eliminar el fieltro o thatch mediante un escarificado anual.

  • Evitar la compactación excesiva del terreno realizando un pinchado cada año.

  • Si siembras desde cero con semilla busca un tipo de pasto y semilla resistente a estos hongos como nuestro pasto azul kentucky.

También puede utilizar alguno de nuestros productos antifúngicos de Greenforce de venta en nuestra tienda física. Pregunta por ellos en nuestro whatsapp 5544424275.



639 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page