top of page

Trucos para que fruta y verdura aguante más tiempo

El desperdicio de comida a nivel global es un problema alarmante. Cerca de un tercio de los alimentos que se producen en el mundo (unos 1.300 millones de toneladas) se pierden o desperdician de un modo u otro. A veces no se pierden por el camino o en las cadenas de distribución: muchos la compramos y por culpa de un almacenaje deficiente termina en la basura.


Almacenar las verduras en casa para que duren en buen estado el máximo tiempo posible es un reto para todos. Y necesario para el planeta. Está claro que algunas de las reglas generales las sabemos como por ejemplo: guardar las verduras en el refrigerador ayuda a que tarden más en madurar y por lo tanto a que duren más tiempo en buen estado. Sin embargo, hoy intentaremos dar algunos consejos que no todo el mundo conoce:




  1. Si lavas las verduras antes de guardarlas se conservan por más tiempo, esto se debe a que muchas veces contienen tierra o productos químicos que aceleran su descomposición. Al eliminarlos con agua, alargamos su vida. Esto sin embargo, no se aplica a: frutas del bosque, champiñones o setas, hierbas aromáticas.

  2. Almacenar sin bolsas de plástico o recipientes herméticos. Puedes utilizar canastitas de mimbre, redes, bolsas con agujeros o algún otro recipiente abierto. Estos impiden que las frutas y verduras transpiren como deben y por tanto hace que se descompongan antes.

  3. Las verduras separadas mejor, esto se debe a que todas tienen procesos de maduración distintos por lo que si las guardamos juntas, las que maduran más rápidamente pueden acelerar el proceso de maduración de las otras. Además, algunas frutas y verduras como: la manzana, el mango, el melón, el plátano, el aguacate, las ciruelas, las uvas, los tomates o las cebollas producen etileno. Este gas afecta a ciertos alimentos sensibles a él, tales como: el brócoli, la lechuga, los espárragos, las patatas o las zanahorias. Por lo tanto, nunca mezcles una verdura que produce etileno con una sensible a él, por ejemplo NO guardes una manzana con un brócoli.

  4. Algunos alimentos se mantienen por más tiempo si los sumerges en agua. Tal es el caso del brócoli, la zanahoria y por supuesto las plantas aromáticas. En concreto, esta última recuperará su textura crujiente, si una vez que esté blanda la sumerges en un vaso o bolsa con agua.

  5. Algunas hortalizas prefieren la temperatura ambiente. Por ejemplo, guarda la cebolla, la papa y el ajo a temperatura ambiente, separados entre sí y en un lugar oscuro como un mueble de cocina.

  6. Deshidratar alimentos, otra manera de conservar los alimentos es deshidratarlos. Esta es una solución muy fácil y practica para nuestras hierbas aromáticas. Puedes conocer cómo hacer el proceso en nuestro post: "Seca tus hierbas aromáticas y conservalas por años".

  7. Congela tus alimentos: Una manera de conservar los alimentos de forma urgente es congelarlos. A todos nos ha pasado que cuando nos damos cuenta tenemos un montón de fresas a punto de pasarse en el refri, congélalas antes de que se echen a perder y podrás hacer deliciosos smoothies.

Guarda estos consejos en Pinterest para tenerlos a mano.




132 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page