top of page

Siembra de tomillo en México

El tomillo (Thymus vulgaris) es una planta aromática, vivaz (que vive más de dos años), leñosa, muy polimorfa, de 10 a 40 cm de altura, alcanzando el medio metro en zonas protegidas. En México se recomiendo sembrar a principios de primavera o finales de verano.


El hábitat natural del tomillo es en suelos soleados y secos. En México se cultiva en los estados de Puebla, San Luis Potosí y Baja California Sur, cubriendo apenas una superficie de 11 ha. El tomillo prefiere climas templados y crece sobre suelos secos y soleados, resiste bien las heladas y sequías, los métodos principales de multiplicación del tomillo son: por semillas o vegetativamente, por división de pies o por esquejes. Las épocas de siembra más convenientes son finales de verano, otoño y principios de primavera.



SIEMBRA


Las semillas tardan unas 4 semanas en germinar. Se pueden trasplantar de semillero a suelo cuando las plantas miden unos 10cm.


Puede realizarse en filas. En el primer caso, las filas se espacian entre 60 y 80 cm. El segundo, la distancia entre filas será de 30 ó 40 cm con el fin de permitir el paso de las ruedas de tractores y segadoras y una anchura de 0,80 a 1,20 m, o incluso más dependiendo de la maquinaria. Por tanto, el cultivo en filas está indicado para el caso de explotaciones mecanizadas. La densidad de cultivo en filas puede llegar a los 130.000 pies/ha.


ABONOS


El suelo ha de estar bien provisto de materia orgánica, aportada en el momento de la labor, como estiércol bien pasado, a razón de 40 a 50 tm/ha. Los fertilizantes de fondo, ácido fosfórico y potasio se aportan a la vez en el momento de la preparación superficial del suelo para la plantación. El nitrógeno se reparte más tarde, en cobertera, tras el arraigue de las plantas. En cualquier caso, se aporta anualmente.


Se aportarán 75-80 unidades de nitrógeno, 50-60 unidades de ácido fosfórico y 100-120 unidades de potasio.


Se recomienda el aporte adicional de magnesio y calcio, como abono de fondo, en los suelos deficientes, y también todos los años, en cobertera, favorece mucho la vegetación.


PLAGAS Y ENFERMEDADES


Es una planta muy resistente al ataque de plagas y enfermedades, si bien es recomendable evitar ambientes y superficies de cultivo excesivamente húmedas, que podrían causar enfermedades de origen fúngico.


RIEGO


Deben ser escasos sin aportar agua excesiva. Aplicaremos un poco de agua cuando el sustrato esté bastante seco, cosa que podemos comprobar con el dedo o palpando la humedad con las yemas de las manos. En general, 2 riegos en verano y 1 en invierno es suficiente para mantener en plenas condiciones la planta de tomillo.


COSECHA


Cosecha el tomillo justo antes de que la planta florezca para que tenga un mejor sabor. Cuando la planta comienza a florecer, la hierba comienza a perder parte de su sabor y su intensidad. Puedes usar el tomillo después de que florezca, pero tendrá un sabor más suave.


Corta el tomillo cuando mida unos 20 a 25cm y asegúrate de dejar al menos 15cm de altura para que la planta continúe creciendo.


CONSERVACIÓN


- Fresco: Puedes guardar las ramitas de tomillo fresco en una bolsita de plástico en el refrigerador unos 7 días.

- Seco: Puedes secarlo al aire o en el horno y guardar las hojitas en un frasco cerrado un máximo de 4 años.


PODA ANUAL


Poda el tomillo a principios de la primavera cuando notes que comience a crecer nuevamente. Cuando esto pase, recorta alrededor de 1/3 de las partes de la planta más viejas y leñosas con tijeras de jardín pequeñas o tijeras normales.


878 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page