top of page

Resiembra otoñal de cesped natural

Actualizado: 14 dic 2022

Normalmente la #resiembra de cesped se lleva a cabo en primavera, es por esto que muchos piensen que es la única época del año cuando se debe llevar a cabo. Sin embargo, el otoño es otra época perfecta para su resiembra, de esta manera se refuerza nuestro cesped y se protege de las inclemencias del invierno.


La resiembra otoñal se realiza en jardines que tienen de base especies de primavera-invierno, pues en invierno entran en estado de dormición y sus partes aéreas se secan. Así sembraremos semillas de especies otoño-invierno.



En los campos deportivos profesionales como campos de futbol, rugby o golf es una práctica obligatoria para garantizar el estado óptimo del suelo. En el caso de los jardines ornamentales o privados esta practica es opcional. Es decisión del propietario dependiendo del uso que se le da al jardín y de cómo quiere que se vea su pasto en invierno.


En Casa Cobo lo recomendamos, de esta manera evitamos la erosión del suelo como consecuencia de la despoblación de algunas zonas por la muerte de la planta debido a las bajas temperaturas y nos aseguramos de que la resiembra de primavera será menos intensiva. Manteniendo nuestro cesped hermoso y fuerte durante todo el año.


Beneficios de realizar la resiembra otoñal

  • Mantienes el jardín verde todo el año.

  • Previenes el avance de malezas en invierno y primavera.

  • Proteger al césped a base del pisoteo.

  • Proteger al cesped de las posibles plagas o enfermedades al no debilitarse.

¿Cuándo debemos realizar la resiembra?


Entre septiembre y octubre, cuando las temperaturas medias bajan los 25º C resulta ideal. Pero en la práctica, se puede resembrar durante todo el otoño e inclusive en invierno. Unicamente debemos tener cuidado con las heladas para que no se lleven a cabo en los primeros días de la siembra.


La velocidad de germinación (entre 5 y 15 días) no será la misma a principios del otoño que en los días más fríos, pero sin importar cuando se haya hecho la resiembra, con los primeros calores las especies anuales y más cerca del verano las especies perennes, comenzarán a morirse.


¿Con qué semilla debemos resembrar nuestro césped?


Esta se la pregunta que más nos hacen. Las especies ideales para resembrar son las popularmente conocidas como Rye Grass, que se destacan de las demás por su alta tasa y velocidad de germinación, su bajo precio y la gran cantidad de variedades disponibles que se adaptan a las necesidades particulares de cada terreno.


Dentro de los ryegrass hay múltiples variedades. Sin embargo, hay dos especies: ryegrass anual y ryegrass perenne. El anual es aquel que germina, crece, se reproduce y muere en un año. El perenne entra en dormición en los meses cálidos, pero el siguiente otoño brota de nuevo.


Con el paso del tiempo se han desarrollado diferentes especies para cubrir las necesidades del mercado. En Casa Cobo disponemos de las siguientes variedades:

  • Pasto Ryegrass perenne Turf Slugeer: Ryegrass Perenne Turf Slugeer tiene todas las características que esperas de una gran variedad de pasto. Excelente resistencia a grey leaf spot. Excelente color y textura. Produce un pasto denso y atractivo. Puntúa muy alto en reverdecimiento. Muestra muy buena resistencia al invierno. Tiene la habilidad de crecer y desarrollarse muy rápidamente.

  • Pasto Rye grass Perenne Turf Champion: Es ideal para las zonas donde comúnmente se utiliza Ryegrass por su amplio rango de desempeño y usos. Sus componentes de han sido seleccionados por su excelente tolerancia al tráfico y uso en los campos deportivos así como en parques. Es tolerante a la sequía y el estrés pudiendo.

  • Pasto rye grass anual gulf: Especie utilizada para formar pasto en rollo por su adaptabilidad y costo. Se utiliza comúnmente para sembrar en la mayoría de las banquetas, parques públicos, camellones etc. Graminea importante de ciclo corto. Aunque es una especie anual en climas templados, algunos tipos pueden comportarse como bianuales, perennes de vida corta o perenne. Se adapta mejor a los climas frescos y húmedos. Su mejor crecimiento ocurre entre 20 a 30°C.

  • Pasto Ryegrass Anual Breakout Italian: Este pasto es de germinación rápida, ocurre a los 5-7 días y desaparece del prado rápidamente cuando comienza a elevarse la temperatura. Su más importante característica es el buen crecimiento inicial con lo cual brinda un establecimiento de la mezcla más homogéneo ya que de otra manera el suelo queda desprotegido por un periodo el cual favorece al crecimiento de las malezas.

¿Cómo debemos realizar la resiembra?



Echando las semillas al voleo o con una máquina sembradora sobre el césped preexistente y pasando una llana para garantizar que las semillas queden en contacto con el suelo. Una vez realizado esto, tendremos que regar diariamente hasta que germinen las semillas.

En campos deportivos se suele complementar la resiembra otoñal al corte vertical . Una vez realizado el mismo, arrojamos las semillas de forma pareja y uniforme en todo el terreno y luego las tapamos con una fina capa de arena o tierra negra (top dressing). Para lograr una distribución pareja de las semillas, el uso de máquinas sembradoras es necesario, hay modelos de empuje o de arrastre.


Completadas estas tres tareas, se comienza a regar. El primer riego debe ser intenso y los días siguientes se deben realizar riegos cortos con el fin de mantener húmeda la tierra hasta que veamos que las semillas han germinado. A partir de ese entonces los riegos deberán ser lo más espaciados posibles, haciéndolos sólo cuando se vea que la tierra se ha secado.


A la semana de haber resembrado necesitamos aplicar un fertilizante rico en nitrógeno y fósforo, con el propósito de aumentar la velocidad de crecimiento y un buen desarrollo de las plantas. El primer corte lo realizaremos cuando el césped alcance entre 50 y 80 milímetros de largo. No es aconsejable cortar mas de un tercio de altura tanto en el primer corte como en los subsiguientes.


El mantenimiento del césped resembrado.

Una carpeta de césped resembrado requiere algunas prácticas para conservarlo en óptimas condiciones a los largo de todo el invierno:

  • Corte semanal. La altura de corte va a depender de la variedad o especie seleccionada, variando entre 15mm y 40mm.

  • Riegos espaciados e intensos. Debemos tener en cuenta que en invierno la tasa de evaporación es mucho menor que en verano, por lo tanto el suelo se conserva húmedo por mucho más tiempo. En los lugares con lluvias frecuente no es necesario el riego.

  • Fertilización periódica. Además de la aplicación de fosfato diamónico a los pocos días de hecha la resiembra, será necesario aplicar fertilizante cada 45 días. El nitrofoska es una opción muy completa que cubre todas las necesidades de las plantas.


En conclusión, si queremos conservar nuestro césped verde y sano todo el año, la resiembra es un eslabón fundamental para lograrlo.


Fuente: https://semillasrural.com.ar/

71 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page