top of page

Microgreens una alternativa fácil y muy nutritiva

Las microgreens son más grandes que un brote pero más pequeñas que una hoja de ensalada y generalmente producen al menos dos hojas verdaderas después de que las hojas de plántulas o los cotiledones se expanden.


Los microgreens surgieron en California como una alternativa que aportaba textura, color y un sabor intenso a los platos, con el paso de los años su consumo se ha ido extendiendo. Actualmente, los microgreens están aumentando en popularidad tanto en nuestros platos como en un cultivo hidropónico lucrativo. Presentan grandes ventajas:


1. Son fáciles de germinar.

2. Crecen rápidamente.

3. Crecen en espacios pequeños, aunque no tengas un jardín o una terraza puedes producir tus propios microgreens.

4. Son muy nutritivos y saludables.

5. Tienen un sabor intenso y colores preciosos.

6. A una escala mayor, son un cultivo comercial rentable adecuado para la producción sin suelo.



Producción de microgreens


Lo primero que tenemos que tener en cuenta cuando vayamos a producir nuestros microgreens son los materiales a utilizar. En primer lugar necesitaremos semillas sin tratamientos químicos, como aquellas que podemos encontrar en nuestra tienda online: rábano, alfalfa, brócoli, zanahoria, mostaza o avena son algunas alternativas.


En cuanto al resto de materiales, algunas personas producen los microgreens poniendo las semillas a germinar en sustrato, sin embargo no resulta lo más práctico puesto que nuestros brotes van directos al plato, si los lavas muchas veces pierden propiedades. Así que resulta mucho más sencillo elaborarlos de forma hidropónica.


Los microgreens hidropónicos se producen mejor en una alfombra delgada o capilar que mantiene la semilla en su lugar y retiene algo de humedad para la germinación. Se pueden usar toallas de papel, cubos o sábanas de lana de roca, toallas de cocina finas y almohadillas hidropónicas de microgreens para cultivar una cosecha limpia y de alta calidad a bajo costo.


En cuanto al procedimiento, tenemos que tener en cuenta el tipo de semilla que utilizaremos, ya que algunas necesitan mayor aporte de agua que otras. Las semillas mucilaginosas, forman una capa gruesa, similar a la gelatina, que retiene la humedad. Esto hace que no se deban remojar antes de sembrar. El berro y la albahaca son ejemplos de semillas de mucílago. Las semillas más grandes, como la hierba de trigo, el maíz y los guisantes, se pueden remojar previamente en agua tibia durante 24 horas antes de la siembra, aunque este paso no es esencial.


Los sistemas hidropónicos para microgreens pueden ser tan simples como una bandeja de cocina pequeña, plana y regada a mano, o tan complejos como un sistema de técnica de película aeropónica o nutritiva. Idealmente, el sistema de cultivo debe tener una superficie plana y ligeramente inclinada sobre la cual se pueda colocar y humedecer el tapete / tela o tela de cultivo.


La semilla microverde se debe pesar y sembrar en la superficie mojada de la manera más uniforme posible. El uso de agitadores de semillas ayuda en este proceso. La densidad de siembra correcta depende un poco de la especie que se cultiva. Pero recordemos que siempre debe ser muy alta.


Una vez que las semillas germinan, los microgreens requieren luz y nutrientes para producir el producto de la más alta calidad. La iluminación artificial no tiene que ser brillante y estas plántulas jóvenes producen bien debajo de las lámparas de propagación, siempre que las lámparas no produzcan mucho calor, lo que puede quemar el tierno y joven follaje.


Para cuando los cotiledones (hojas de plántulas) sean visibles y la clorofila comience a desarrollarse, las plántulas habrán agotado las reservas de semillas. En esta etapa, la planta joven está comenzando a fotosintetizarse y producir sus propios asimilados y los iones de nutrientes serán absorbidos por el sistema de raíces. Debemos aportarle nutrientes en esta fase.


Cosechando Microgreens


Normalmente se cosechan entre 2 y 4 semanas despues de sembrarlos. Una vez tengan el tamaño deseado. La altura de corte es importante porque los microgreens de alta calidad necesitan una porción buena y limpia del tallo debajo de las hojas, pero no deben cortarse tan bajo que corra el riesgo de contaminación con el medio de cultivo o el material de la semilla. sembrado


Durante el clima cálido de crecimiento, los microgreens, así como las hierbas y la lechuga, se cosechan mejor temprano en el día cuando el follaje es más fresco y más apretado. Esto extenderá la vida del producto empaquetado. Algunos microgreens se envían a los clientes mientras crecen en bandejas o celdas, lo que extiende la vida útil y permite la cosecha en el sitio según sea necesario.


369 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page