top of page

Cultivo de planta de avena forrajera

Es una planta herbácea anual, perteneciente a la familia de las poaceae. Las especies más cultivadas son Avena sativa y Avena byzantina, en ese orden. En México las variedades de avena más cultivadas son avena Chihuahua y Saia, las dos las podrás encontrar en nuestra tienda online.


Es un magnífico forraje en particular para caballos y mulas. Se emplea principalmente en la alimentación de ganado como planta forrajera, en pastoreo, como heno o ensilado, se utiliza sola o en combinación con leguminosas forrajeras. La paja de avena es considerada como un alimento óptimo para ganado.




Cultivo de invierno que exige bastante agua


Para el clima de México, la avena es un cultivo de invierno, ya que no soporta las altas temperaturas. Además, es muy exigente en cuanto a agua ya que es un cultivo con coeficiente de transpiración alto. Hay que tener cuidado con el riego y tener en cuenta en todo momento el régimen de vientos porque es sensible a la humedad. Si tiene un exceso de humedad por tener demasiado riego o un tiempo demasiado estable que no le ayude a transpirar, la planta podrá sufrir bastante y deteriorarse.


Las necesidades de agua de la avena son más elevadas que las del resto de cereales de invierno. Por ello, para ahorrar agua de riego, se siembran en climas templados tirando a más frescos donde las precipitaciones son más altas y hay más corrientes de aires que facilitan su transpiración.


Suelo


La avena es un cultivo que no es demasiado exigente en cuanto a las condiciones del suelo, se adapta bastante bien a diversas condiciones.


La avena está adaptada a suelos con un pH algo más ácido entre 5 y 7. Se suelen sembrar en tierras ricas en materia orgánica.


Siembra en primavera-invierno


En climas con inviernos duros, se prefiere sembrar la avena en primavera, desde el mes de enero en tierras de secano hasta el mes de marzo en tierras de regadío. En tierras que no tienen demasiados nutrientes, se suele sembrar más como cabeza de alternativa. La avena en invierno se siembra antes que el trigo. En terrenos que sí tienen más fertilidad es más común ver que la avena va sembrada después del trigo o la cebada.


Abonado


En cuanto al abonado, se puede realizar en la siembra o durante la fase de crecimiento vegetativo. Si la planta se destina para forraje en verde es mejor que se intensifique la cantidad de nitrógeno que se aporta para conseguir una vegetación abundante. Si se destina para grano, un exceso de nitrógeno hace alargar el ciclo vegetativo de la planta. Esto no es para nada conveniente, ya que puede correr el riesgo de que se asure el grano.


Recuerda que si te resultó útil este post, puedes guardar el siguiente pin en Pinterest y seguirnos en redes sociales. @semillascasacobo










113 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page