top of page

Cultivo de arúgula en 5 sencillos pasos

La arúgula es una hortaliza de hoja que se consume principalmente en ensaladas, aportando un sabor muy característico a los platos entre picante y amargo. Además, es rica en vitaminas, minerales y ácido fólico. Su cultivo es rápido, dura de 20 a 60 días desde su siembra.


Para aquellos que son principiantes, es una hortaliza muy fácil de cultivar y además no necesita mucho espacio pues se puede sembrar en una maceta. Sigue estos sencillos consejos para que tu cosecha de arúgula sea inmejorable.



1. Elige dónde cultivar la arúgula, puedes hacerlo en el suelo directo o en maceta, eso sí se recomienda no trasplantarla, pues sus raíces no son muy profundas y podrían sufrir con el cambio de suelo. Si la siembras en maceta, no es necesario que sea muy grande con una profundidad de 20 cm bastará.


2. Elige un lugar donde le dé sol, pero puedas aportarle riego suficiente, pues si recibe demasiado sol y se seca la tierra el sabor de la arúgula será más amargo.


3. Corta antes de que florezca. Puedes ir cortando y consumiendo la planta conforme lo necesites. El ciclo es muy corto, de 20 a 60 días, y la cosecha se realiza con raíz o por cortes sobre la base del tallo, sobre hojas de 10 a 15 cm. Tiene muy buena capacidad de rebrote, y se pueden realizar de 4 a 5 cortes con intervalos de 10 a 20 días.


4. La arúgula se siembra habitualmente con otras hortalizas como el tomate, zanahorias, cebollas, lechugas o los pimientos. Sin embargo, no debe asociarse con col, nabo y rábano.


5. Por último, debemos saber que las flores de la arúgula se pueden comer y son muy aromáticas. Normalmente se usan en ensaladas, pero también se pueden usar para elaborar sopas.





208 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page