top of page

Cómo cortar el pasto

Actualizado: 5 jul 2021

Cortar el pasto es una de las tareas mas básicas en el jardín, pero también una de las más importantes. Ya que de su correcta ejecución dependerá el bienestar de nuestro pasto. Sigue estos 5 consejos para mantener el pasto de tu jardín bonito y sobre todo, sano. Recuerda que estos consejos se aplican a jardines particulares, no a campos deportivos donde los cuidados son más exigentes.





1. NO CORTES EL PASTO MOJADO: Cortar el cesped cauando está mojado provoca que las cuchillas de la podadora se llenen de una bola de hierba húmeda y por tanto el corte no será limpio. Además, el agua ablanda las hojas del pasto lo que ocasiona que sean más complicadas de cortar de forma recta. Y por último, si el terreno está muy mojado al pasar la podadora estropearemos el terreno aún más haciendo agujeros difíciles de reparar. Si tienes riego apágalo un día antes y espera a que el terreno se seque.


2. NO LO CORTES DEMASIADO: Si cortamos el césped demasiado reducimos su superficie foliar y por lo tanto se dificulta la capacidad del pasto para realizar la fotosíntesis. Sostenerlo en esas condiciones repercutirá con toda seguridad en un césped débil. Ya que el pasto corto tiene menos raíces y más superficiales, lo que se traduce en menos resistencia a la sequía, mayor debilidad ante enfermedades, y mas propenso a la aparición de malas hierbas.


Como norma general, no siegues por debajo de los 5cm. Conviene incluso dejarlo más alto en zonas de sombra y en aquellos periodos considerados de estrés: como el invierno o el calor exagerado. Algunos tipos de pasto formados por grama, como bermuda o kikuyo resisten la siega hasta de 2cm.


3. NUNCA CORTES MÁS DE UN TERCIO DE LA ALTURA DEL CESPED: El ritmo de crecimiento del cesped depende de la especie, la cantidad de agua, los nutrientes y sobre todo la estacionalidad. Como sabes, el pasto crece muy poco en invierno y mucho en verano. Por lo que habrá momentos en verano en que dejes crecer el pasto más de lo recomendado, por ejemplo hasta los 15cm. Si esto ocurre, no cortes en una sola vez hasta los 5cm antes recomendados, ya que esto ocasionará estrés al pasto y se pondrá amarillo. Debes cortar un tercio (5cm), dejar pasar unos días y cortar unos cuantos centímetros, así hasta llegar al tamaño ideal.


4. UNA PODADORA EN BUEN ESTADO: Debes mantener la podadora en buen estado con cuchillas afiladas, secarlas después de usarlas para prevenir la oxidación, y desinfectarlas si sospechas la presencia de hongos o si podas varios jardines para prevenir el contagio de enfermedades de uno a otro.


Hay muchos modelos de podadoras, normalmente para jardines de 1500m2 o menos recomendamos una podadora mediana y de gasolina, ya que esto te asegura autonomía y no pelearte con cables innecesariamente.


5. DESCRIBE LÍNEAS RECTAS: empieza por los bordes del terreno y describe líneas rectas, una paralela a la otra hasta cortar todo el terreno. OJO con los obstáculos, si el jardín cuenta con aspersores es muy frecuente que alguno esté un poco más levantado y no queremos destrozarlo con las cuchillas, esquívalo. Por último, recorta los bordes con una desbrozadora para dejar el jardín espectacular.


Si te gustan estos tips, te dejo la imagen para que guardes en Pinterest.




232 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page