top of page

5 mitos del pasto en rollo o porqué las semillas son una mejor opción

Cuando se trata de crear un jardín en casa, mucha gente opta por la compra de pasto en rollo, se supone que su implantación es mucho más rápida que la de las semillas y esto aparentemente es una gran ventaja. Lo que la gente no suele tener en cuenta es que están pagando un precio más elevado por un peor producto. Las principales mitos acerca del pasto en rollo son:



1. Mito número uno del pasto en rollo: Ya está crecido solo tienes que desenrollarlo en tu terreno y listo. Nada más lejos de la realidad, el pasto en rollo también necesita que preparemos el suelo anteriormente. Ya que la calidad del suelo donde lo vas a poner es primordial. Recordemos que el pasto necesita un ph de entre 5.8 y 7.2. Las gramíneas de estación cálida toleran un PH ligeramente más bajo, mientras que las gramíneas de estación fría prefieren un pH ligeramente más alto. El suelo debe ser rico en nutrientes, procura aportar algún tipo de fertilizante o abono al terreno. La calidad de la tierra también es importante, te recomendamos tierra a base de humus de lombriz, asegúrate de que esté libre de semillas de malas hierbas y de enfermedades u hongos y por último la tierra debe estar suelta.


Como ves, no se trata únicamente de desenrollar el pasto, hay que preparar el terreno previamente. Tal y como lo haríamos al sembrar semillas.


2. El segundo mito es: El pasto en rollo ya está establecido. Lo de establecido lo escribo entre comillas, porque realmente estaba establecido en el lugar donde lo produjeron, si lo trasplantas a tu jardín deberás procurar tener los mismos cuidados que con las semillas y esperar unas semanas a que esté totalmente establecido. Recuerda que el riego en esta etapa es fundamental, sobre todo si lo siembras más cerca del verano.


3. El mito número tres es: Puedo poner cualquier pasto en rollo en mi jardín. Todo vale. Cuidado con esta afirmación es quizá la que a mí más miedo me da. La gente compra un pasto en rollo que en origen se ve verde, fuerte, sano y precioso y cuando lo coloca en su terreno poco a poco va perdiendo color, se crean agujeros o lo peor muere. El motivo puede ser un suelo pobre o sin preparar, como vimos antes. Pero en muchas ocasiones es porque no se puso la variedad adecuada para el terreno. Esto es algo muy importante y que siempre debes tener en cuenta ya sea que pongas pasto en rollo o semillas, NO TODOS LOS PASTOS SON IGUALES, NO CUALQUIER VARIEDAD SE ACOPLARÁ A MI JARDÍN.


Normalmente, para hacer pasto en rollo se utilizan variedades como la grama, bermuda o pasto san agustín. Estos son pastos de verano cuyas necesidades de sol son muy altas, no toleran la sombra. Si tu jardín tiene árboles o secciones con sombra y colocas estas variedades siento decirte que tu cesped morirá.


4. Mito número 4: Si colocas pasto en semillas el tiempo de germinación es altísimo y tardas meses hasta poder disfrutar de un pasto verde y hermoso. Esto es mitad verdad y mitad mentira, si bien la siembra de semillas de cesped requiere de un mínimo de 7-10 días para germinar, existen algunas variedades de cesped que germinan más rapidamente y también algunas variedades como nuestro pasto Bermuda Río o Kikuyo que se extienden rápidamente por todo tu jardín. Generando un pasto resistente, denso y fuerte. Mucho más que cualquier pasto en rollo.


5. Quinto mito: Las semillas de cesped necesitan mayores conocimientos técnicos y más cuidados que el pasto en rollo. Después de leer este post, te habrás dado cuenta de que los cuidados del pasto en rollo son muy parecidos a los de las semillas: suelo de calidad, riego adecuado, elegir la variedad adecuada, sol y temperaturas correctas.


Dicho todo esto, no sé tú, pero yo, le veo más bien desventajas al pasto en rollo. Pues los cuidados son ¿Y si encima te digo que el pasto en rollo es mucho más caro que la semilla? Porque además es así, el pasto en rollo cuesta entre $40 y $70 el metro cuadrado, y a esto hay que añadir transporte, instalación, fertilizantes, tierra, abono, etc. Mientras que la semilla de kikuyo está en unos $8 el metro cuadrado y la bermuda rio está en $9,75 el metro cuadrado. Desde luego, no tiene comparación y tendrás un pasto de mayor calidad y mucho más adaptado a tu jardín.







Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page