top of page

10 claves para el éxito de un invernadero

Ya hemos hablado con anterioridad de las ventajas de tener un invernadero. Sobre todo durante el invierno. Los principales beneficios del invernadero es que nos permiten controlar la temperatura y la humedad de las plantas. Lo que nos permite alargar la temporada de cultivo y aumentar la producción.




Te dejamos 10 claves a tener en cuenta durante el montaje y mantenimiento de un invernadero ya sea casero o profesional.


1. Coloca tu invernadero en un lugar donde reciba pleno sol. No lo coloques cerca de paredes o edificios.

2. Asegúrate de que no está expuesto a grandes corrientes de viento pues al tratarse de una construcción prefabricada se puede dañar fácilmente.

3. Existen diferentes tipos de invernadero dependiendo de los materiales, la forma del techo y si se planta directamente en suelo o en cajón. Sea como sea, te recomendamos informarte de los requisitos y mantenimiento de cada uno de ellos para que se adapte a tus necesidades. Si quieres un invernadero casero, puedes construir uno tú mismo con materiales muy sencillos, aquí tienes un ejemplo.

4. El suelo del invernadero debe tener un buen drenaje, de lo contrario el agua se estancará propagando hongos, enfermedades y muerte por ahogamiento de tus plantas. Por ello, es importante que la pendiente del terreno tenga un desnivel adecuado, con porcentajes de 0.5 a 1.0% como máximo. Esto quiere decir que, si el largo del surco es de 55 metros, la pendiente deberá ser de 33 a 38 centímetros, lo cual significa que por cada tramo de 4 metros se deberán tener de 2.4 a 2.8 centímetros de pendiente. Todo esto dependerá del tipo de cultivo, características del sustrato, calidad del agua y administración de los riegos. Incluso entre los mismos sustratos, como la fibra de coco, existen características diferentes que pueden retener desde 50 hasta 70% del agua suministrada, y al mismo tiempo tener una capacidad de retención de aire del 25 al 38%.

5. El tamaño del invernadero es un punto muy importante. En la actualidad, los módulos más comunes son de 2.5 y 5.0 hectáreas como máximo. Módulos de mayor tamaño requieren de una tecnología muy avanzada. En la zona del Bajío se ha visto que los túneles de una hectárea funcionan muy bien con el cultivo orgánico y los rendimientos tienen resultados satisfactorios.

6. La ventilación, ya que en general los módulos son de 115 metros de ancho x 220 metros de largo, en los cuales el aprovechamiento del espacio es ideal para generar un ambiente controlado. Es decir, que este espacio requiere de ventilación cenital adecuada, recirculadores de aire y buen drenaje. Este tamaño de invernaderos podrían necesitar sistemas de nebulización para reducir la temperatura o incrementar la humedad relativa (invernadero activo). Sin embargo, en algunas regiones se ha observado que para lograr una ventilación adecuada de forma natural, el túnel no debe ser superior a 50 metros de ancho y 200 metros de largo.

7. La cimentación es una fase fundamental de nuestro proyecto. Debemos analizar el terreno antes de empezar su construcción, mas de una vez no hemos encontrado una roca gigante en nuestro camino, algo que solo aumenta nuestros costos de montaje.

8. Control de humedad: Esta es una fase fundamental para que nuestras plantas crezcan sanas. Se conoce bien que la humedad relativa del preferida para la mayoría de las plantas se encuentra entre el 45% y el 60%. Si quieres conocer más del tema te recomendamos leer este post: "Controlar la humedad de un invernadero hasta en verano" Evitar la condensación del agua en las paredes y techo, esta impedirá la entrada adecuada del sol.

9. Control de temperatura: La mayoría de las plantas necesitan una temperatura entre 18º y 25º C para crecer. La temperatura en los invernaderos se controla a través de la ventilación. Siendo esta de dos tipos, la ventilación en el techo permite la salida del aire caliente acumulado en el techo de la estructura. La ventilación de las paredes admite aire fresco desde el exterior.

10. Elimina las plagas: Este es uno de los aspectos que mas preocupan a los agricultores tanto a cielo abierto como en invernaderos. Para controlar las plagas sigue estos consejos: Usa trasplantes y semillas libres de plaga, elimina las malezas, usa variedades resistentes, rota el cultivo, elimina los residuos de cultivo, poda, fertiliza, mantén la humedad adecuada y evita encharcamientos.

54 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page